Los geles energéticos se utilizan habitualmente durante el ejercicio de resistencia para reemplazar las reservas de energía de carbohidratos agotadas en el atleta. El gel energético consiste en una mezcla de agua, carbohidratos y electrolitos. Las tabletas de sal contienen sodio para la regulación de los fluidos corporales y potasio para la función muscular.